12 mar. 2011

Y me dijo una vez que...

No hay mal que por bien no venga, ni que dure 100 años.