18 mar. 2011


No te quiero sino porque te quiero
y de quererte a no quererte llego
y de espararte cuando no te espero
pasa mi corazon del frio al fuego.
Te quiero solo porque a ti te quiero,
te odio sin fin, y odiandote te ruego,
y la medida de mi amor viajero
es no verte y amarte como un ciego.
Tal vez consumira la luz de enero,
su rayo cruel, mi corazon entero,
robandome la llave del sosiego.
En esta historia solo yo me muero
y moriré de amor porque te quiero,
porque te quiero, amor, a sangre y fuego.
- Pablo Neruda.